Congreso brasileño aprueba subsidio para trabajadores informales en medio de crisis

La Cámara de Diputados de Brasil aprobó, el último jueves (26) por la noche, la creación de una renta mínima de emergencia de R$ 600 [equivalente a US$ 117,35], valor que corresponde a un 57% del salario mínimo en el país, durante tres meses, para trabajadores informales, autónomos, desempleados y microempresarios afectados por el coronavirus. Para familias con dos o más trabajadores y madres solteras, el valor corresponderá a R$ 1.200 [US$ 235]. La medida podrá beneficiar a 24 millones de personas.

La propuesta será analizada por los senadores y después – si se aprueba  – aun requiere la sanción del presidente Jair Bolsonaro (sin partido) en un plazo de hasta 15 días para entrar en vigencia. 

Según el texto base, el subsidio será destinado a trabajadores mayores de 18 años que no reciban pensiones o seguro de paro. También hay otros criterios, como una renta familiar mensual de hasta medio salario mínimo per cápita o renta familiar mensual total de hasta tres salarios mínimos.

La aprobación fue alabada por la oposición. “Esta es histórico porque el parlamento asume su rol y su protagonismo [en este tema], afirmó el diputado Reginaldo Lopes, del Partido de los Trabajadores. En la ocasión, el parlamentario también defendió que el país avance en el enfrentamiento del desempleo estructural.  

El proyecto resultó de un acuerdo realizado después de intensas discusiones en las cuales estuvieron implicados todos los grupos políticos de la Casa. El debate comenzó después de la propuesta presentada por el gobierno de un subsidio de R$ 200 [US$ 39] para trabajadores informales. “Debatimos mucho entre nosotros para llegar a ello. La propuesta inicial era humillante e irrespetaba a la población más pobre”, criticó el diputado Marcelo Freixo, del partido Socialismo y Libertad (PSOL).

Los partidos que componen la minoría del Congreso (izquierda y centroizquierda)  habían presentado una propuesta con un valor mínimo de R$ 1.000 [US$ 195] para el subsidio, pero los diputados aliados al gobierno no aceptaron la propuesta bajo un discurso de contención de gastos.

La presidenta del Partido de los Trabajadores (PT) y vice líder de la bancada del partido, Gleisi Hoffmann aseveró que muchos trabajadores se exponen a la infección por coronavirus para garantizar sus ingresos porque no pueden mantenerse en casa durante la crisis, especialmente aquellos que trabajan en sector informal.

“Nosotros no podemos exponer a las personas para que decidan entre el virus y el hambre. En este país se conocía desde diciembre que íbamos a tener una crisis de coronavirus. El gobierno lo sabía. ¿Por qué no adoptó las medidas necesarias? ¿Por qué la espera?”, cuestionó.

El Senado debe votar la propuesta este viernes (26).

By Alice Pavanello

Veja também